23 abr. 2016

Sant Jordi y el día del libro

Hoy es el Día Internacional del Libro y por lo tanto también la Diada de Sant Jordi en Catalunya. Es un día muy especial. En Catalunya no es tradición celebrar el día de San Valentín, por lo contrario, se celebra el día de Sant Jordi, el día de los enamorados. Las parejas se regalan libros y flores y la gente sale a las calles repletas de rosas y libros por todas partes para celebrar la festividad.

Podéis leer AQUÍ la historia de Sant Jordi. Pero ¿De dónde viene el Día Internacional del Libro? La asociación del día 23 de abril con el día del libro se hizo por primera vez en 1923, en Catalunya. En el año 1995 la UNESCO decidió proponer el 23 de abril como el día del libro con el objetivo de fomentar la lectura y la protección de la propiedad intelectual. Se dice que el día 23 de abril del año 1616 coincidió con el fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y Garcilaso de la Vega. También datan la fecha de muerte de Maurice Druon, Haldor K.Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla and Manuel Mejía Vallejo.

¿Habéis ido en Barcelona algún 23 de abril? ¿Queréis ver como se vive en el centro de Barcelona este día? ¡Aquí os muestro algunas imágenes!

Como podéis apreciar en las fotografías, es un día lleno de gente en Barcelona. Muchos habitantes de pueblos de los alrededores (como yo jeje) se desplazan para poder disfrutar del día con la gente que mas quieren. Así que las calles, sobretodo La Rambla, Plaça Catalunya y Rambla Catalunya se llenan, hasta un punto agobiante, de gente.

Gente que quiere comprar libros y disfrutar de la lectura, de la cultura. Gente que quiere comprar rosas para regalarselas a su pareja, a sus hijos o a sus padres. Gente que disfruta del buen día que hace, del sol y de la buena temperatura. Gente que va en busca de firmas de autores muy conocidos, poco conocidos o aún por conocer. Gente que simplemente va de un sitio a otro pero aprovecha para empaparse del olor de primavera que desprende esta festividad. Gente que disfruta de la compañía, en compañía. Simplemente, gente.

Y Barcelona queda repleta de gente pero también de libros. Paradas de libros que desfilan por las calles, una al lado de otra para ofrecer la cultura al mundo. Libros nuevos y viejos; dentro de bolsas, mochilas y bolsos; libros que pasean como todo el mundo hace este día, con todo el mundo. Y son estos libros los que, aunque algunas veces quedarán en el olvido en alguna estantería de casa o en cualquier otro rincón, muchas veces abastecerán la cultura lectora de la familia por todo el año. Serán estos los libros que un día les despierten la curiosidad, que veras que llevan al tren, bus o metro.  Y es que los libros son este y cada año, los fundadores de la cultura que nos rodea.

Y para la gente de aquí, es otro día de Sant Jordi, un día especial en el calendario cultural del país pero uno más en nuestros años de existencia. Pero a quien de verdad sorprende son a los turistas, que están aquí por el buen tiempo, por el sol y la playa, por la arquitectura y la ciudad. Y de pronto se ven envueltos por este espectaculo de flores, libros y colores que inunda la ciudad. Pensándolo bien, si yo fuese ellos alucinaría ¿dónde nos hemos metido? Y preguntaría a la gente, me informaría y volvería cada año.


Porque el día de Sant Jordi es mi día favorito del año. Más que mi cumpleaños, más que el día de Navidad. Es el ambiente que se respira, la emoción de todos estos libros. Es tan bonito el día que lloro de alegría, me emociono y disfruto de cada segundo que dura, ya sea sola, en pareja o en familia. Porque es un día para compartir, pero sobretodo, un día para disfrutar.

Buen día del libro a todos y espero que os regalen muchos muchos libros! Comenta y dinos como vives tu este día!


1 comentario:

Juliette Sartre dijo...

Me encantan este tipo de post porque nos permite "visitar" eventos y lugares sin salir de casa. Ojalá pueda visitaro porque si ya de por sí tenía ganas, después de leer tu crónica... ¡tengo más! Un saludo desde Las historias de Sartre